Querido Comandante de la Vida. Por Sara Rosenberg

CyY-kCpUAAAy2zzpor Iroel Sánchez

Decir Fidel es hablar de vida. Vida en muchos sentidos pero en uno especialmente: elegir la vida y combatir todo aquello que la degrada y la hace inhumana.

Es una luz en medio de la oscuridad de un mundo espantoso en el que los valores dominantes son la chatarra mental y el consumo bestial. Un mundo que produce seres no humanos a través de un férreo aparato ideológico y cultural que destruye las verdaderas posibilidades y la creación humana para alimentar sólo la máquina depredadora, el consumo absurdo, las ilusiones vanas, la mentira y el crimen como parte ya de la vida cotidiana. Ese sistema casi naturalizado, depresivo y pancista que cree que ser humano es tener y no ser. Millones de muertos en nombre de ese comic funesto del coche y el vaquero, y la pornografía ideológica que los sustentan. Un aparato infernal ideado perfectamente para producir esclavos sin pizca de rebeldía, mutilados, no humanos.

Quiero hablar de vida porque la existencia de un Fidel que vibró y vibra en la montaña, en el llano y en nuestro corazón desafió sobre todo la degradación que el capitalismo impuso en las enajenadas y depresivas cabezas de occidente y del mundo. (más…)

El legado de #FidelCastro

Por: Iroel Sánchez19199549_303

Mis respuestas a la publicación iraní Alwaght

La muerte de Fidel nos convoca hoy a repasar su legado. ¿Qué significa para el mundo su pensamiento y sus acciones revolucionarios?

Fidel Castro cambió el mundo, en contra del imperio más poderoso de la historia. Especialmente en América Latina, África, el Tercer Mundo en general, contribuyó de manera decisiva en las luchas antiimperialistas y anticoloniales. Significa que un mundo mejor es posible desde el humanismo, la solidaridad, la ética y la justicia. (más…)

Fidel revela lo que le dijo Raúl a Obama y varias verdades ocultas sobre el Apartheid

Publicado en Lapupilainsomne

Mandela ha muerto ¿Por qué ocultar la verdad sobre el Apartheid?

raul-castro-y-barack-obama-ap1-copia-580x334Quizás el imperio creyó que nuestro pueblo no haría honor a su palabra cuando, en días inciertos del pasado siglo, afirmamos que si incluso la URSS desaparecía Cuba seguiría luchando.

La Segunda Guerra Mundial estalló cuando, el 1ro. de septiembre de 1939, el nazi-fascismo invadió Polonia y cayó como un rayo sobre el pueblo heroico de la URSS, que aportó 27 millones de vidas para preservar a la humanidad de aquella brutal matanza que puso fin a la vida de más de 50 millones de personas.

La guerra es, por otro lado, la única actividad a lo largo de la historia que el género humano nunca ha sido capaz de evitar; lo que llevó a Einstein a responder que no sabía cómo sería la Tercera Guerra Mundial, pero la Cuarta sería con palos y piedras.

Sumados los medios disponibles por las dos más poderosas potencias, Estados Unidos y Rusia, disponen de más de 20 000 —veinte mil— ojivas nucleares. La humanidad debiera conocer bien que, tres días después de la asunción de John F. Kennedy a la presidencia de su país, el 20 de enero de 1961, un bombardero B-52 de Estados Unidos, en vuelo de rutina, que transportaba dos bombas atómicas con una capacidad destructiva 260 veces superior a la utilizada en Hiroshima, sufrió un accidente que precipitó el aparato hacia tierra. En tales casos, equipos automáticos sofisticados aplican medidas que impiden el estallido de las bombas. La primera cayó a tierra sin riesgo alguno; la segunda, de los 4 mecanismos, tres fallaron, y el cuarto, en estado crítico, apenas funcionó; la bomba por puro azar no estalló.

(más…)