Nuevas voces por los Cincos (+ Carta de Claudia Morcom a Barack Obama)

Los_Cinco_4La exjueza estadounidense Claudia Morcom solicitó este martes al presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, la excarcelación de los cuatro antiterrorista cubanos que continúan presos en cárceles norteamericanas desde hace 15 años.

Así, mediante una misiva, esta activista de los Derechos Humanos se suma a las numerosas voces que luchan por el fin del injusto castigo a los Cinco Héroes. Además urgió al mandatario norteamericano a cumplir con el reclamo mundial por el levantamiento del bloqueo económico impuesto a la Isla, como un paso inicial para lograr un acercamiento al gobierno cubano sin condiciones previas.

Morcom participó como delegada ante el Concejo de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y fue la primera mujer afroamericana  que trabajó en un bufete integral de abogados.

Actualmente busca establecer la igualdad racial y de género en todas las facetas de la sociedad  a través de sus logros en el derecho.

Carta a Barack Obama:

5 de Noviembre, 2013

Estimado Presidente Obama,

Estoy apelando a usted como colega, como abogado, como activista por los derechos humanos y como alguien profundamente consciente de la historia de injustos encarcelamientos en nuestro país. En concreto, le estoy escribiendo esta carta para pedirle que libere a los cuatro miembros restantes de los llamados “Cinco Cubanos” cuyo único delito fue defender a su país contra ataques injustificados. Es un simple acto de justicia que usted puede hacer fácilmente.

El procesamiento y encarcelamiento de los hermanos Scottsboro y las protestas para liberarlos fue  uno de los factores que a temprana edad influyeron en mi decisión de estudiar abogacía.  Eso sucedió en una época en que las mujeres, especialmente negras, raramente se inscribían en facultades de derecho.

Como joven abogada que organizó la defensa legal de los viajeros de la libertad en Mississippi, pude ver a primera mano cómo el odio puede contaminar nuestro sistema judicial. En los años que trabajé en la Corte,  traté de que se hiciera justicia y oí a todas las partes, especialmente en casos políticamente impopulares.

Desde que me retiré de la Corte, he continuado abogando por los derechos humanos en nuestro país representando al Instituto por las Libertades Civiles Meiklejohn  y la Asociación Internacional de Juristas Demócratas ante las Naciones Unidas en Ginebra y Nueva York.

Debido a mi larga historia de participación con el Gremio Nacional de Abogados he tenido la oportunidad de interactuar con abogados, profesores de derecho y estudiantes de todo el mundo. Estados Unidos siempre ha sido visto como un defensor de la igualdad bajo la ley y, sin embargo, ha habido muchas ocasiones donde hemos permitido durante mucho tiempo injusticias racistas y sexistas para denigrar nuestras aspiraciones por la igualdad.

Durante mucho tiempo he participado con el Centro de Estudios para la Paz y los Conflictos, la Unión de Libertades Civiles Americana, Amnistía Internacional, el Centro Legal para la Pobreza del Sur y muchas otras organizaciones. Lamentablemente parece que la violación de los derechos humanos y la justicia continúan generación tras generación.

Como abogado, senador, profesor y organizador comunitario, usted también ha visto todas las desigualdades en nuestro sistema, a nivel local, estatal y nacional.

Usted tiene una oportunidad única en este momento para tratar de demostrar realmente a los jóvenes de todas las razas, edades y géneros que los Estados Unidos que han conocido en el pasado no pueden continuar relegando a tantas personas a ciudadanos de segunda clase.

Usted tiene la oportunidad de ser un ejemplo y cambiar el curso del futuro. Un acto histórico que usted puede hacer para corregir una enorme injusticia que no sólo es actual sino  histórica es abrir un diálogo con Cuba sin condiciones previas. Entonces, como ha sido decidido por la Asamblea General de las Naciones Unidas durante 22 años consecutivos, usted debe acabar con el embargo a Cuba. No sólo por la justificación legal, sino por el mensaje humanitario que enviará a los países de América Latina y el Caribe y a los amantes de la justicia de todo el mundo. Para lograr este acercamiento histórico que solo Ud. puede hacer posible, debe comenzar por liberar a los “Cinco Cubanos”.

Sinceramente,

Honorable ex-Jueza Claudia House Morcom

Otros Autores

Gisselle Rodríguez y Adrialis Rosario, estudiantes de Periodismo

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.