Hermano venezolano, por qué quemas mi bandera?

Bandera quemda

Por: Erich Concepcion Quicutis

Mi bandera,la cubana,
que también sufre y espera?
Por qué la tiras al suelo?
Por qué revuelcas su estrella?
Por qué pretendes con fuego
calmar tu ira y tu queja?
Mi princesa tricolor
la inventó un venezolano.

Tú te das cuenta,mi hermano,
Cuánto nos une el amor?
Nuestra historia está escrita
con sangre venezolana,
no se me arreche mi pana
Juntemonos tú y yo.
Si tu enemigo y el mío
es el mismo tirano,
estrechemonos las manos,
y luchemos con honor!
Pero…Contra!N

o me quemes
a mi bandera querida
ella también está herida,
ella llora por los dos.
Me duele verla tirada
entre las llamas ardiendo
y mi pueblo está sufriendo
por su bandera ultrajada.
Prendele fuego al que ha ido
a adueñarse de tu tierra!
Dale candela al bandido
al que te robe y ofenda.
Muy pronto nuestras banderas
ondearan en libertad.
El amor y la hermandad
nunca han tenido fronteras.
Mi bandera,la cubana,
tiene un solo dueño,
y ese dueño es mi pueblo
no la confundas con nada.
Quiéreme mi banderita
cuidamela mi pana
que tu bandera y la mía
son dos banderas hermanas.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Jesus de kentucky en 22 febrero, 2014 a las 10:15 PM
    • Responder

    Dios te bendiga mi hermano , duele ver nuestra reina incendiada pero siempre un poeta cubano pone su intelectualidad para poner las cosas en su lugar pues justo tenemos el mismo enemigo en comun gracias .

    1. Asi mismo es amigo… gracias

    • Alfred Valladares en 3 marzo, 2014 a las 12:30 PM
    • Responder

    Bandera de Narciso Lopez, 1850 La bandera Cubana es la que ideo y enarbolo Narciso Lopez,y que sustituye a la de Cespedes en la guerra de 68.

    • Sachiel en 14 mayo, 2014 a las 3:26 PM
    • Responder

    Mi Bandera

    Al volver de distante ribera,
    con el alma enlutada y sombría,
    afanoso busqué mi bandera
    ¡y otra he visto además de la mía!

    ¿Dónde está mi bandera cubana,
    la bandera más bella que existe?
    ¡Desde el buque la vi esta mañana,
    y no he visto una cosa más triste… !

    Con la fe de las almas austeras,
    hoy sostengo con honda energía,
    que no deben flotar dos banderas
    donde basta con una: ¡la mía!

    En los campos que hoy son un osario
    vio a los bravos batiéndose juntos,
    y ella ha sido el honroso sudario
    de los pobres guerreros difuntos.

    Orgullosa lució en la pelea,
    sin pueril y romántico alarde;
    ¡al cubano que en ella no crea
    se le debe azotar por cobarde!

    En el fondo de obscuras prisiones
    no escuchó ni la queja más leve,
    y sus huellas en otras regiones
    son letreros de luz en la nieve…

    ¿No la veís? Mi bandera es aquella
    que no ha sido jamás mercenaria,
    y en la cual resplandece una estrella,
    con más luz cuando más solitaria.

    Del destierro en el alma la traje
    entre tantos recuerdos dispersos,
    y he sabido rendirle homenaje
    al hacerla flotar en mis versos.

    Aunque lánguida y triste tremola,
    mi ambición es que el Sol, con su lumbre,
    la ilumine a ella sola, ¡a ella sola!
    en el llano, en el mar y en la cumbre.

    Si deshecha en menudos pedazos
    llega a ser mi bandera algún día…
    ¡nuestros muertos alzando los brazos
    la sabrán defender todavía!…

    http://elcolimador.cubava.cu/2014/02/20/si-deshecha-en-menudos-pedazos/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.